Educación vial para prevenir el DCA

La Asociación Almeriense de Daño Cerebral, VIVIR, entidad miembro de FAAM, Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad, conciencia a más de un centenar de jóvenes de Secundaria de los IES Al-Ándalus y Albaida sobre los peligros de mantener inadecuadas conductas al volante, las cuales provocan accidentes de tráfico y causan la aparición de lesiones cerebrales que podrían evitarse.

Conocer las causas y consecuencias que afectan de forma directa a quienes sufren un accidente de tráfico, el papel de los jóvenes en este asunto, así como entender que cuando se producen, siempre son provocados por otras personas y normalmente por realizar conductas inadecuadas al volante, son los principales objetivos que VIVIR persigue con la puesta en marcha de diferentes charlas de sensibilización que desarrolla esta semana en varios institutos de Almería. La primera de ellas tuvo lugar el miércoles en el IES Al-Ándalus, donde más de 70 jóvenes estudiantes de tercero y cuarto de Secundaria pudieron ponerse en la piel de las personas con Daño Cerebral Adquirido (DCA), al conocer cuáles son las consecuencias a nivel personal, emocional y físico de quienes en un momento de sus vidas un accidente les provoca este tipo de lesión.

Así, los estudiantes pudieron disipar todas sus dudas en torno al DCA, así como recibir apoyo e información a través de la charla ‘Educación vial, herramienta para la prevención del daño cerebral’, impartidas por el educador social de la Asociación VIVIR. Todo ello además con la colaboración de la DGT, y las federaciones andaluza y española de daño cerebral, Fandace y Fedace respectivamente, que trabajan de forma coordinada con colectivos como VIVIR para la puesta en marcha de este tipo de iniciativas. De igual modo, durante la jornada de este jueves la Asociación Almeriense también lleva a cabo otra actividad similar en el IES Albaida, con otro grupo de jóvenes estudiantes de Secundaria. A la espera de cerrar nuevas visitas a otros centros educativos de la provincia, desde el colectivo esperan poder desarrollar antes de concluir el curso escolar otra charla en El Ejido.

La Asociación Almeriense de Daño Cerebral VIVIR trabaja desde el año 2003 en la mejora de la autonomía personal y social de las personas con DCA y sus familias, ofreciéndoles un servicio y atención integral, en todas y cada una de las áreas a rehabilitar. El colectivo cuenta con sede en El Ejido y desde hace varios meses con un despacho en la capital, donde también intervienen con usuarios y usuarias.

 

Intercambio de voluntariado

Tres de las voluntarias de la Asociación Almeriense de Daño Cerebral VIVIR se trasladaron hace unos días hasta la provincia vecina de Granada, para participar en el programa de intercambio de voluntariado puesto en marcha por la Federación Andaluza de Daño Cerebral Adquirido (FANDACE), de la cual forma parte tanto VIVIR como AGREDACE, la Asociación Granadina de Familias para la Rehabilitación del Daño Cerebral Adquirido, cuyas instalaciones han podido conocer las voluntarias de la asociación almeriense.

Y es que el objetivo principal de este programa no es otro que ofrecer una oportunidad ideal para observar y aprender diferentes formas de intervención con personas con daño cerebral y sus familias, produciéndose así un intercambio de impresiones y experiencias de trabajo que repercutan en una mejor calidad de asistencia y apoyo al colectivo de personas con Daño Cerebral Adquirido (DCA). De este modo, las voluntarias de VIVIR pudieron conocer de cerca el funcionamiento de AGREDACE, y compartir con sus profesionales, usuarios y usuarias diferentes actividades y talleres, así como incluso compartir algún que otro momento especial con canciones cantadas a capela.

Encuentro de voluntariado

De otro lado, los próximos 24, 25 y 26 de mayo llegarán a Almería los voluntarios procedentes de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Jaén (ADACEA), quienes compartirán con usuarios, usuarias y profesionales de la Asociación VIVIR tres días de convivencia y actividades de lo más variadas. De hecho, desde la asociación almeriense ya tienen previsto sorprender a los voluntarios con alguna salida divertida, así como mostrarles cómo intervienen con cada uno de los usuarios y las usuarias de VIVIR, especialmente en las diferentes sesiones individuales de logopedia, fisioterapia, neuropsicología, habilidades sociales, psicoestimulación y la Unidad de Estancia Diurna (UED).